Mi pasión.

Posted in By teresa maraveles 1 comentarios

El corazón está como apasionado, deseando que algo inesperado suceda,
deseando que todo lo que en mí cabeza se ha formado a manera de ima-
genes, se cumplan. Lo único que me hace apartar esta concentración es la
necesidad de quizá tomar algo, comer algo, pero es también este impulso
de deglutir, consecuencia de esta pasión; sólo sorbos, sólo bocaditos. Pero
no puedo apartar esta sensación, y no quiero apartarla: ¡soy feliz! con este
sudor en las manos y esta fijación de mis pensamientos, estoy tan aden-
trado en mí, ¡soy yo!, me siento como parte de todo esto, ¡soy yo!, quiero
estar allí, pero también amo estar solo observando, es como si fuera un solo
mundo.

Estoy aquí y al mismo tiempo estoy a kilómetros de mi estadía. Ahora,
¿Qué sigue?, ¿Qué calculos puedo hacer?, ¡quiero gritar!, ¡quiero dar sal-
tos!. ¡Quiero vociferar! mejor otro trago, mejor otro bocado. ¡Sí esto es lo
que amo! Esta es mi pasión.

¡Esto es lo que quiero!, vibro con este palpitar del corazón, que aveces
parece salirseme del pecho, amo este repentino furor, y después esa alegría
que me lleva a la calma.

Pero todo esto se agolpa de pronto en mí pecho, se confunden mis emociones,
quiero hacer todo a la vez, quiero brincar, gritar, correr, golpear y todo
se empieza a acumular en mi pecho, la cara se enrojece, ¡grito! ¡grito!, se
me escapa este grito que expresa todo lo que soy en este momento, ¡tengo que
hacerlo!, si, es el momento ¡ahora!, ¡si!, mientras, me jalo la camiseta,
me golpeo las piernas, ¡no lo soporto!, no logro contenerlo es ahora o nunca,
ahora, mejor ahora, va este grito que expresa lo que es mi pasión, es grito
que sale del corazón, este grito que muchos lo gritan pero que ahora es mío,
mi grito de ¡GOOOOOOOOL!