MUJER ¿LIBERADA?

Posted in By teresa maraveles 0 comentarios

El feminismo estrechamente ligado con la emancipación de la mujer.
A través de los años he observado que tanto hombres como mujeres suelen sufrir maltratos y abusos. Antiguamente quien sufría y mostraba vejaciones y abusos era la población femenina. Pero últimamente la población masculina ha aprovechado cierto ambiente de libertad expresiva para hablar acerca de sus maltratos y vejaciones.
La mujer también daña cuando no tiene control sobre sus pasiones.
¿A donde nos llevara este descontrolado cúmulo de “libertades”?
¿Seremos capaces de procurar un movimiento parecido al feminismo, para solucionar este desenfreno feminista?

Cuando ya se discutió plenamente la cuestión de dar “libertad” a la mujer, bajo la exigencia de emancipar a la mujer, fue en el año de 1930, y empezó a tratarse como punto importante ante las tres principales doctrinas, que son la judía, la católica y la musulmana, curiosamente dos de ellas mas presionadas que una, estas son la católica y la musulmana a diferencia de la judía. (Éste será otro punto a tratar).





Opinión de la Iglesia a este respecto:

De la emancipación de la mujer
(De la misma encíclica casti Connubi, 31 de Diciembre de 1930)
Bajo el papado de Pío XI, 1922-1939)

Cuantos… de la palabra o por escrito empañan el brillo de la fidelidad y de la castidad nupcial, ellos mismos, como maestros del error, fácilmente echan por tierra la confiada y honesta obediencia de la mujer al marido. Y más audazmente algunos de ellos charlatanean que tal obediencia es una indigna esclavitud de un cónyuge respecto del otro; que todos los derechos son iguales entre los dos; y pues esos derechos se violan por la sujeción de uno de los dos, proclaman con toda soberbia haberse logrado o haberse de lograr no sabemos qué emancipación de la mujer. Tal emancipación establecen ser triple, ora en el régimen de la sociedad doméstica, ora en la administración del patrimonio familiar, ora en la facultad de evitar o suprimir la vida de la prole, y a sí la llaman social, económica y fisiológica: fisiológica, porque quieren que las mujeres a su arbitrio estén libres o se liberen de las cargas conyugales o maternales (emancipación ésta, como ya dijimos suficientemente no ser tal, sino un crimen horrendo); económica, por la que pretenden que la mujer, aún sin saberlo ni quererlo el marido, pueda libremente tener sus propios negocios, dirigirlos y administrarlos, sin tener para nada en cuenta a los hijos, al marido, y a toda la familia; social, en fin, por cuanto apartan a la mujer de los ciudadanos domésticos, lo mismo de los hijos que de la familia, a fin de que, sin preocuparse de ellos, pueda entregarse a sus antojos y dedicarse a los negocios y a cargos, incluso públicos.
Mas ni es ésta la verdadera emancipación de la mujer, ni aquélla, la razonable y dignísima libertad que se debe a la misión de la mujer y de la esposa cristiana y noble; antes bien, una corrupción del carácter femenino y de la dignidad maternal, un trastorno de toda la familia, por la que el marido se ve privado de la esposa, los hijos de la madre, la casa y la familia toda de su guardiana siempre vigilante. Más aún, esta falsa libertad e igualdad, no natural con el varón, se convierte en ruina de la mujer; pues si ésta desciende del trono, en verdad regio, a que fue levantada, por el evangelio dentro de las paredes domésticas, en breve quedará reducida a la antigua servidumbre (si no en la apariencia, sí en la realidad) y se convertirá, como entre los paganos era, en mero instrumento del varón…

Aunque la primer intervención a los derechos humanos y femeninos se entrevió en la revolución francesa, fue en Inglaterra donde se expresó con mas fuerza hacia el año de 1792, por una mujer inglesa llamada Mary Wollstonecraft, ella recordó a los revolucionarios por el incumplimiento de los derechos establecidos en la revolución francesa y no solo pedía la participación de las mujeres en el voto, sino que se reestructurara la forma de educación de la mujer, ya no mas hogareñas, ya no mas madres abnegadas, además acusó a los hombres por no permitirles a las mujeres el placer en el coito, y de haber convertido a las mujeres en objetos sexuales. Ella luchaba por el derecho al amancebamiento y para ello contaba con la colaboración de William Godwin, con quien vivió y con quien a fin de cuentas se casó.










El feminismo

No fue sino hasta 1966 que se fundó la organización feminista NOW, (National Organisation of Women), en Estados Unidos de Norteamérica siendo su fundadora Betty Friedan, organización en Pro de los derechos de la mujer, este organismo se opone al espíritu masculino, hasta llegar al punto risible de luchar contra la retórica por considerarla masculina, quieren imponer un lenguaje femenino aún en los parlamentos y discusiones políticas. Además, claro esta, de luchar contra todo patriarcado o posición masculina superior a la femenina, sin importar que sea de forma cultural, o simbólica.





















Mi opinión

Bien, he mostrado tres puntos de vista importantes en este concepto, el hecho es que a mi parecer la transgresión de una línea que se vivió hasta antes de la revolución francesa, fue cambiando el proceder femenino hasta llegar a ser completamente distintas las mujeres de hoy a las antiguas, parecieran de mundos diferentes sobretodo para las generaciones más jóvenes.

El deseo de ser tomados en cuenta no solamente concierne a la mujer sino también al hombre y antes del movimiento de liberación femenina, quien figuraba en los grandes puestos políticos y empresariales pues eran los varones, pero, curiosamente quienes formaban grandes varones eran las mujeres, ya fuera como educadoras de hijos, fuerza de sus maridos apoyo de sus hermanos, la figura de los varones dependía directa y estrechamente de tener una mujer o varias que los apoyaran, los consolaran y resguardaran.

El dicho es “detrás de un gran hombre hay una gran mujer”. Pero creo que este dicho actualmente ya no tiene mas aplicación pues no hay convivencia y cordialidad, todo es competencia, porque aunque la mujer tiene las mismas oportunidades que el varón, tal parece que esto no le ha fructificado ni paz, ni grandeza, como se esperaba.

En cuanto al espíritu feminista, en México tenemos un ejemplo de alguien que tenia facilidad para aplicar el espíritu femenino, el presidente Fox, aquel que decía niños y niñas, infantes e infantas, así por el estilo. Ridículo, pero cierto todo para entrar en elocuencia feminista y no dañar el espíritu femenino. Es algo risorio pero muestra como son burladas las posiciones filosóficas a este respecto.

La violencia jamás puede generar paz, la opresión jamás pude generar libertad, se pidió libertad e igualdad oprimiendo y violentando al genero opuesto.

En México tenemos manifestaciones muy importantes de un verdadero feminismo, de un verdadero reconocimiento al lugar y fortaleza de las mujeres. La figura mas fuerte en México y representativa de éste es la imagen de una mujer, (La Virgen de Guadalupe), en México también se manifestó por muchas generaciones una sociedad matriarcal (que se trasladó desde los tiempos prehispánicos), no hay que olvidar que la educación en la sociedad indígena era principalmente impartida por las mujeres, había incluso “cacicas” tenían poder y reconocimiento. Es por eso que cuesta mucho trabajo mezclar algunas filosofías en un pueblo que por idiosincrasia tiene ya una forma de percepción de la vida, de hecho, aún en estos días es difícil dejar de contemplar y festejar la figura materna.


Desmenuzando el pasado para compararlo con el presente.

Obediencia de la mujer al marido, romper el yugo, actualmente creo que esta roto, yugo algo que pesa, parece que sí, la mujer se a liberado del mandato del marido, cada vez hay mas y mas hombres que ya no mandan a sus mujeres, es mas cada ves hay mas y mas hombres que tienen que estar temprano en sus casas, para bañar a los niños, para hacer la comida y cuidar a la familia mientras mami se va al bar, porque al fin y al cabo tiene derecho.

Además debemos de tomar en cuenta que para una correcta convivencia social, siempre debemos estar sujetos a alguien, no somos solas aunque seamos dueñas de nuestros propios negocios, el hecho es que por lo menos debemos rendir cuentas al estado, o al gobierno, en una sociedad sana siempre debe haber gobernantes y gobernados. Es decir los únicos yugos que no aceptamos son aquellos que nos retribuyen realmente, paz, dignidad y logros; nuestras familias. Preferimos sujetarnos a todos menos a ellas (las familias).

Y siguiendo con los derechos, ¿que tal los derechos de los hijos?, ¿No tienen derecho a dormir a sus horas?, ¿No tienen derecho a que sus madres les eduquen? ¿No tienen derecho a que sus madres les den buen ejemplo? No, parece que no, más que derechos esas obligaciones han recaído con los papás. Pero el es hombre, o sea, el no sufre, no es abusado físicamente, ¿no?

Me he enterado de casos y puedes ver los datos en periódicos, noticias, Internet, y aún particularmente he tenido la oportunidad de charlar con hombres golpeados físicamente, ya sea con el puño, arañados, o con objetos, incluso atacados con armas; y que me dices de los maltratos psicológicos, “inútil”, “no sirves para nada”, “mariquita”, “llorón”, ¿y que tal los insultos íntimos?, no, esos mejor no los menciono, por no dañar la dignidad del varón, esos si que dañan la integridad del varón. Pero son hombres, ellos no sufren, ¿no?

En una ocasión leí que entre santo y santa las mujeres son más santas que los hombres y que entre malo y mala las mujeres ganan. ¿Por qué será esa situación?
Pues al parecer por una simple razón a la que nadie ha apelado, excepto la iglesia católica y algunas sectas protestantes, y también la religión judía mantiene este principio, el hombre y la mujer aunque tienen la naturaleza humana, no sienten ni piensan igual y eso va implícito a su propia naturaleza de genero. Indigna esclavitud de un cónyuge con respecto del otro; antes era la mujer ¿hoy?...

Liberarse de lo hijos, es algo que no me queda del todo claro, hasta creo que por allí existe algo que se llama cordón umbilical, figurativo creo yo, de cierta unión maternal de 9 meses. Y queda una cicatriz llamada ombligo que nunca desaparece.

Yo no tengo hijos, y no se si podría tenerlos y luego liberarme de esa responsabilidad, mas bien quisiera que me explicaran como se libera uno de la responsabilidad de educar, ayudar, alimentar y vestir a los hijos. Pero por sobre todas las cosas lo que veo imposible es no educar hombres de bien. Más si así lo hiciera, tendría que evitar cuestionarme después ¿el porque no hay políticos honestos, porque que no hay profesionistas honestos, porque no hay siquiera matrimonios honestos. ¿Acaso no ha sido por liberarse del yugo de los hijos que ya no hay freno ni valores? No nos quejemos pues, si al final ha sido nuestra liberación.

Hay algo que entretiene mucho mi pensamiento, el hecho de cómo nos hemos liberado ante la sociedad, eso si es interesante, ¿Como se puede uno liberar de la sociedad? sencillo, muy sencillo, dice una a mi que me importa que me vean, borracha , semidesnuda, divorciada, “casada” con uno y con otro, que me importa que se vayan al cuerno todos con todo. Soy libre, muy libre.
Pero como lloro cuando se me nota la primer línea de expresión, como lloro porque ningún hombre me toma en serio, como sufro porque no estoy a la moda, como sufro porque mis hijos me gritan, como sufro porque me quedo sola, como sufro, porque ya no tengo a mi mamá, como lloro cuando me entero que a la vecina le va bien y tiene cosas mejores que yo. ¿Qué pasa? Acaso ¿no soy libre de tirarme a la calle?.

¿Y que tal cuando negociamos a los hijos?, ¿Que tal cuando atrapamos a los hombres con hijos?, eso es súper ¿no?, pero decimos que me quieran por mí, y luego cuando una vez casadas decimos solo tendré sexo cuando yo lo quiera, ¡wow! Eso si es una de las mejores formas de manipulación femenina, si, es chantaje puro.

Si recordáramos como cayó Eva y como hizo caer a su adorable marido, a ella se le dijo que seria grande, importante como Dios, (y se le sigue diciendo), y ella pensó, “sola no me voy” y fue con Adán pero éste por su naturaleza mas firme, no quería tomar del fruto, así que ella sabiendo de la naturaleza de su marido y del poder de su sexualidad, pues, lo sedujo; ¿te parece conocido? Si es igual todavía, y no queremos entenderlo.

Así que la mujer reclama a su marido el que la hace su objeto, sobretodo sexual. Si, estoy de acuerdo y eso lo he aprendido en los libros moralistas que el acto sexual, debe ser de mutuo consentimiento, y las formas y gustos también lo he aprendido en los libros religiosos, solo que hay una desinformación completa en cuestión de sexualidad.

Pero si en vez de porque me dijeron que esta prohibida tal o cual cosa, me pusiera a investigar con el mismo esfuerzo que investigo las ofertas de los zapatos, creo que viviría mas tranquila y sabría como vivir feliz con mi sexualidad. Sin resquemores de conciencia.

Pero ¿saben que es lo mas interesante del caso?, es que nos liberamos del yugo del marido, si ahora tenemos que estar siempre presentables y a la ultima moda, además, tenemos que mostrar algo y estar con buena figura, porque luego que pensaran de mi los demás, y si todavía no somos casadas, huy, no queremos que nos tomen como símbolos sexuales, eso es inadmisible, es ofensivo.

Pero esperen ¿acaso no era el punto tener mucho sexo y disfrutar el coito? Definitivamente creo que al pretender liberarnos de los “yugos” domésticos nos hemos convertido en esclavas de nuestras propias pasiones, si observamos en la publicidad y en los medios de comunicación, todo expresa la desnudez y prostitución, o por lo menos liviandad de la mujer, nosotras somos las que nos desnudamos, ¿Por qué?, pues porque estamos manejando mal el poder femenino, todavía esperamos ser amadas, reconocidas, parece que emancipación y sexualidad son dos cosas que van intrínsecamente unidas, son inseparables.

Y aunque la idea de emanciparse (liberarse) podría ser manejada en forma más elevada y sobretodo digna y práctica. ¿Como nos liberaremos de nuestros propios yugos?

Creo que antes por lo menos teníamos una razón por la cual ser sumisas, Hoy no encuentro la forma de justificar nuestros actos libertinos, y sumisos, porque siempre nos maltratan, eso no ha cambiado, solo se ha sumado a la indignidad de tener que soportar maltratos al hecho de no tener ligaduras de cariño y responsabilidad.

Creo que no entendimos el fundamento de nuestras emancipadoras, en realidad no era que fuéramos vistas como objetos sexuales, sino que era que nosotras nos viéramos así mismas como objetos sexuales. Y eso, si funcionó.

Desgraciadamente, es muy difícil encontrar personas que no te juzguen, por tu apariencia o belleza, poco cuenta si tienes valores y principios, es mas me he dado cuenta que muchas personas se casan por solo atracción y después hay rompimiento por incompatibilidad de caracteres y pensamientos ¿?

Todo porque el feminismo alcanzo también al varón, ya somos tratadas como iguales a ellos, además desde chiquitos son invitados a ver su lado femenino. ¿?

Y claro nos enfrentamos a una sociedad que no solamente se ha dedicado a cambiar conceptos, sino que pretende cambiar su propia naturaleza, y eso enferma, ¡claro que enferma ir contra la naturaleza! y la naturaleza se cobra y muy caro los errores del ser humano, lo podemos ver desde el simple hecho de contaminar, o matar indiscriminadamente a las especies, en realidad eso es lo que continuamos haciendo estamos aniquilando especies, géneros. Y eso nos esta costando caro.

Voy a explicar algo muy importante referente a la convivencia íntima, y la planificación de la familia, tratare de ser breve: el hecho es que se dan como métodos seguros los anticonceptivos y los preservativos. (Seguros para no tener hijos). Pero sin tomar en cuenta los problemas que estas prácticas pueden traernos, los preservativos, pueden llegar a dañar psicológicamente a las parejas porque nunca hay contacto real, el placer no es completo y al final hay mensajes erróneos a nivel neural y hormonal que dañan nuestra fisiología, el acto de onanismo (eyacular fuera de la mujer), presupone la culminación del acto fuera de la mujer y claro esto lleva consigo problemas muy serios a nivel incluso del cariño, llega el día en que generalmente esas parejas se detestan, como también se detestan todas aquellas parejas que planifican con pastillas anticonceptivas además de los problemas de obesidad, pigmentación en la piel, dolores de cabeza y estar expuestas al cáncer tanto de mamas como de matriz como los anticonceptivos están hechos a base de hormonas (progesterona), el exceso de estas va disminuyendo la libido, (el deseo sexual).

La masturbación, acto más egoísta que todos, puesto que es solitario y niega siquiera el placer de estar con otra persona, y no se cumple ninguno de los procesos placenteros (reales) del acto sexual, el daño mental y fisiológico de este acto son algunos de los más graves.

Solo mencionare esos problemas, porque creo que es importante enterarnos a que nos exponemos, y deberíamos tratar de llevar una vida menos promiscua, y mas sana. Eso en el caso de las mujeres solteras, en el caso de las mujeres casadas, se que hay métodos naturales (que han sido muy satanizados) pero que funcionan al 100% el problema es que el ser humano quiere trabajar lo menos posible, y como es mas fácil tomar una pastilla, o poner un condón, que darse a la tarea de conocerse y tomar tiempos, temperaturas y contar días, prefiere arriesgarse y generalmente no toma lo que es mas sano y placentero.

Sexo placentero

Tengo entendido que lo mejor es con uno y tratar de disfrutar y aprender juntos, llevarnos de la mano y amarnos, no permitir entrar consejos malsanos de que lo mejor es comprobar con varios, no, pues eso es una exposición, peligrosa a un montón de problemas de salud y psicológicos.

Ya hemos escuchado de tantas y tantas enfermedades (incluso nuevas) que son producto de una vida de promiscuidad. ¿Pero como podremos detener el deseo si es que lo sentimos de repente?, afortunadamente para nosotras las mujeres por nuestra naturaleza de genero, el pensamiento de que debemos tener sexo, ha sido inducido; nosotras somos mas activas en muchos sentidos y eso hace que nuestras prioridades sean distintas y variadas, no solo somos sexo, somos pensamiento y creación.

Así que disfrutemos de nosotras mismas y sintámonos plenas con o sin marido. Con o sin hijos, disfrutemos la libertad real que Dios nos ha dado al ser mujeres.

¿Te das cuenta de la unión que hay entre emancipación y sexualidad? ¿Que somos pues? mujeres liberadas ¿de que?

Yo particularmente, desearía poder disfrutar de la caballerosidad del varón, de verdad me agradaría que me dejaran el asiento en el camión, o que me abrieran la puerta del carro, o que me arrimaran la silla al sentarme a comer, o que me dejaran el lado de la pared cuando camino por la acera, y que decir de las expresiones que nos animan o nos elogian, ¿no te gustaría que tu marido tuviera el enorme gesto de amor de preguntarte cada vez si quieres tener sexo? y ni hablar del respeto surgido de la visión de que somos distintas, me gustaría ser tratada como mujer y no como marimacha, ¡no quiero ser tratada como hombre!, no quiero igualdad, porque ser mujer es algo maravilloso y único, así como debe serlo el ser hombre, admiro lo hombruno y varonil, desde el caminar, el pensamiento y la reacción varonil, pero amo, aprecio y agradezco el hecho de ser mujer. Me gusta tejer, lavar, me gusta cocinar y que alaben mi comida, que alaben la limpieza de mi casa, me siento orgullosa de mi familia, de mis hermanas y mis hermanos, amo el entendimiento de mi padre y los consejos de mi madre. Amo trabajar y estudiar y ser reconocida como mujer.
Amo las diferencias de géneros, eso es lo que hace complementos en las familias, en los noviazgos, en los matrimonios, no somos iguales somos complementos. Somos la casa que guarda la vida pero el varón es quien nos da el complemento para crear y sostener esa vida.

En una ocasión para un día del padre quise regalarle a mi papá un desayuno, nos dirigimos en la camioneta de mi padre hacía donde se llevaría a cabo tal desayuno, en la camioneta iban algunos de mis sobrinos, y uno de ellos me preguntó ¿oye tía y solamente la mamá da la vida por sus hijos? Le respondí: no, también el papá da la vida por sus hijos, solo que actúan de forma diferente, mira, le dije, cuando la mamá ve que su hijo esta en peligro de muerte supongamos un perro que lo esta mordiendo, ella ¡se abalanza sobre el perro! y no le importa si sale dañada o no, porque ese amor que tiene tan grande esta lleno de pasión, y tal vez en el intento ella termine dañada o muerta, y papá antes de entrar a luchar con el perro, si tu quieres por fracción de segundos analiza como puede sacar victorioso a su hijo y sin dañarse él, porque generalmente los hombres son reflexivos, así que los dos dan la vida por sus hijos pero en forma distinta.

Y hablando de perros

También supe del ataque de un perro hacia mi madre cuando ella caminaba tomada del brazo de mi padre, cuando se dió cuenta ella, de que el perro se le echaba encima, se apeñuscó con mi padre gritando, y mi padre la hizo a un lado y le dio una patada al perro. Los dos guardaron su integridad física pero de forma distinta.

Estos datos anecdóticos, me hablan de la reacción distinta de los géneros y ninguno esta por debajo del otro, los dos tienen y guardan su lugar.

Como conclusión diré que en la diferencia esta la fusión y que la libertad femenina la obtendremos en la medida que vayamos liberándonos de nosotras mismas, de nuestros propios yugos.


Con cariño a todas las mujeres:
Especialmente a mi maestra: Ana Laura Álvarez Bautista
Teresa Maraveles pérez.
Año del 2008.